ENERO 2011

 

 

Sophie Chammas – Beirut / Líbano

 

El espacio virtual penetra cada vez más en el espacio real y produce cambios importantes, igualmente sucede en el mundo literario. ¿Cuál cree que sea el papel de los escritores futuros?


Está claro que los libros electrónicos y las últimas tecnologías han transformado completamente el mercado literario. Algunos escritores ya exponen sus obras en la red, aunque generalmente por medio de pago, pero internet es más que una vitrina. La red es también un lugar de intercambio, un canal a través del cual el diálogo entre el autor y los lectores puede producirse sin intermediarios. Por lo tanto, participaremos cada vez más en la creación de grupos de lectores y de comunidades temáticas. Los miembros de estas redes establecerán interacciones, no únicamente con el escritor sino también con los demás miembros de la comunidad. Esta evolución significa quizás la eliminación del mercado tradicional de la literatura, si bien siempre existirá un lugar para el mercado de la promoción y de la publicación. Tanto escritores como editores deberán entonces reexaminar sus relaciones sobre nuevas bases. De más está decir que los editores también utilizarán las herramientas virtuales como medios de comunicación y se adaptarán tanto de forma creativa como comercial a las nuevas tecnologías.

 


 

Mark Smith – Johannesburgo / Sudáfrica

 

¿De manera general, qué piensa sobre los movimientos ecológicos?

 

Me complace que existan, aunque soy consciente de que sus miembros pueden sentirse impulsados por motivaciones muy diferentes. El ser humano necesita de estos para aprender a respetar la naturaleza y lo hace interesándose por lo que vive la naturaleza y así poder recobrar su sensibilidad con su propia naturaleza. No subestimo los efectos positivos que algunos programas ecológicos puedan aportar a la mejora de nuestros comportamientos con respecto a la naturaleza. Sin embargo, creo que un contacto puramente intelectual con la naturaleza puede resultar únicamente en una relación racional. Una relación sensorial con la naturaleza es más profunda, permite una relación contemplativa y nos hace conscientes de que no existe una separación entre el hombre y la naturaleza. Esta toma de consciencia contemplativa posee un valor de comprensión universal que va más allá de los sistemas de valores basados en las normas puramente racionales. Espero que algún día ya no sea necesaria ninguna ley para proteger el equilibrio ecológico lo cual implicará que el respeto hacia la naturaleza se habrá convertido en algo innato para las nuevas generaciones.

 


 

Fabrice Levy – Lille / Francia

 

¿Cómo explicaría nuestra perseverancia en las ilusiones, esas falsas verdades que nos llevan a la deriva? Dicho de otra manera, ¿qué es lo que nos impide ver con claridad?


El mundo de la ilusión transmite un poder de seducción que nos impide ver la realidad tal como se presenta. Su poder se debe a nuestro pensamiento fragmentario. Para resolver este problema debemos aprender a salir de este mundo habitual que funciona sólo mentalmente y percibir, de manera más abierta y más intuitiva, lo que se esconde tras el mundo de las apariencias. Este ejercicio exige un enfoque completamente diferente de nuestra manera actual de discernir nuestro entorno, pero sobre todo necesita que nos replanteemos nuestras convicciones para poder estar a la altura de comprobar su exactitud. Resulta que muchos realmente no desean renunciar a sus convicciones y costumbres. Esta falta de voluntad de cambio sobre todo conduce al hombre a perseverar en el engaño en lo irreal.

 



Andrea Wurth – Stuttgart / Alemania

 

Dedica la mayor parte del tiempo a sus dos pasiones, al viaje y a la escritura. Dos actividades que no son remuneradas. ¿Puedo atreverme a preguntar de qué vive?

 

Mi gran pasión siempre ha sido viajar y ya desde muy joven comprendí que nada en el mundo podría hacerme sentir la vida con tanta intensidad como viajar. Tengo un alma de nómada y una necesidad desmesurada de descubrir cosas nuevas. Nunca he tenido otras grandes necesidades a lo largo de mi vida, ya que ningún bien material o cualquier diversión me han podido brindar tanta satisfacción. Después de haber pasado varios años en Andalucía, nació una nueva pasión y llegó el momento de dedicarme a la literatura. Por supuesto también seguí viajando. Hoy en día disfruto de estas dos pasiones a tiempo completo y, aunque no obtenga dinero de ellas, no me falta nada. Estoy rodeado de amigos por todas partes del mundo y sé que todas estas personas aprecian el propósito de mi trabajo y mi deseo de compartir mis experiencias.

 


 

Adi Abebah – Bandung / Indonesia

 

¿Cree que es posible crear una nueva corriente de pensamiento a partir de las ideas expuestas en su novela?

 

La fuerza del cambio puede aparecer bajo un sinfín de formas diferentes. Especialmente, bajo forma literaria. Cada novela es de alguna manera un hábitat para la sensibilidad del lector. Muchos lo son por un corto período de tiempo y otros a largo plazo. Otros, que podríamos calificar de libros excepcionales, tienen el poder de cautivar a los lectores a través del mundo entero. Estos libros tienen una cierta habilidad de iluminar la inteligencia del lector y dar origen a una nueva corriente de pensamiento.