ENERO 2013

 

 

Angelica & Angelina – Bruselas / Bélgica


Su primera novela trata sobre la relación de pareja de tipo espiritual. ¿Podría describir cuál es la relación de pareja más sana entre un hombre y una mujer?

 

Para poder imaginar una relación espiritual es necesario que haya una sólida base de amor de existencia previa entre ambos. Cada uno debe tener su propia intimidad y vivir en armonía con su dualidad interior. De esta manera la pareja podrá vivir su amor sin ninguno tenga la necesidad de ejercer poder sobre el otro y, sobre todo, sin esperar que uno ame por el otro. Por ende, tal relación se convierte en sanación, nos permite reconocer tanto nuestro dolor como nuestras heridas para poder valorarlos y superarlos. No se puede amar al otro sin identificar nuestros propios dolores. Una vez superada esta fase, surge el Amor a través de la Fuente Divina y nace el amor incondicional. Un amor que une a los dos compañeros y se manifiesta en toda su grandeza y en todo su esplendor, independientemente de los pesos y de las sombras que antes lo cubrían.

 


 

Ulrike Hoffmann - Frankfurt / Alemania


¿Cómo se puede experimentar una dimensión distinta a la dimensión física en la que vivimos?

 

Es posible experimentar otras dimensiones a través del silencio o mientras dormimos. En la profundidad de estos silencios una gran parte de nuestra atención, si no toda nuestra atención, se coloca en un segundo plano de nuestra percepción cotidiana. De esta manera, nos es posible percibir una nueva realidad detrás del mundo de las apariencias.

 


 

Fabrice Diawara - Abiyán / Costa de Marfil


¿Son importantes los sueños?

 

Cuando soñamos, alcanzamos un nivel de consciencia menos denso, menos condicionado. Los sueños nos permiten experimentar la realidad de una forma diferente. Los sueños se pueden clasificar en tres tipos. En primer lugar, se encuentra el sueño general. Este tipo de sueño es frecuente y permite relajar tensiones al tiempo que vacía nuestra memoria visual, auditiva y sensorial. En segundo lugar, el sueño lúcido. Durante este tipo de sueño somos conscientes de que estamos soñando y las situaciones a las que nos enfrentamos nos preparan a ciertos acontecimientos de la vida real. Y el tercer tipo de sueño es excepcional y en él realizamos un viaje astral. En otras palabras, salimos de nuestro cuerpo mientras dormimos. El alma sale del cuerpo y viaja por el mundo astral hacia otras dimensiones.

 


 

Oscar Arandes - Guadalajara / México


¿Trascender significa alejarse del mundo?

 

La trascendencia espiritual no significa salir del mundo sino por el contrario penetrar más profundamente en él. No se trata en absoluto de cesar nuestra relación con los demás. Trascender es actuar sin intentar imponerse. Dicho de otra manera, trascender consiste en actuar sin atribuirse una posición central y sin preocuparnos de la imagen que damos de nosotros mismos a través de nuestras acciones.