ENERO 2014

 

 

Marija Peleda - Kaunas / Lituania

 

Durante mi búsqueda espiritual he conocido a toda clase de gente con diferentes creencias y visiones de vida.  ¿Cómo puedo reconocer a aquellos con ideas espirituales justas?

 

Un ideal puede tener un valor espiritual, pero ningún ideal puede ser espiritual en sí mismo. Aquel ideal que expresemos no es más que una expresión personal. Cuando confiamos nuestras inquietudes de naturaleza espiritual a otro es importante estar atentos al estado de consciencia en el que nos encontramos tanto nosotros como el otro en ese momento. Muchas respuestas surgen de reflexiones y sentimientos personales. Incluso si tales reflexiones generan una respuesta aparentemente perfecta pueden alejarnos de la realidad e intensificar la ilusión. Es crucial no olvidar que la realidad sobrepasa considerablemente aquello que definimos como justo o falso, correcto o incorrecto. La realidad sobrepasa incluso aquello que creemos existente o inexistente.

 


 

Stephen Sheridan - Belfast / Irlanda del Norte

 

¿Los humanos somos todos iguales?

 

Evidentemente todos los humanos somos iguales. Existe una gran variedad de formas, colores y lenguas diferentes, pero ninguna de tales apariencias realmente tiene importancia. Cuando no existe un sentido de igualdad entre las personas se traduce como una falta de sentido de la realidad. El acto de distinguir y comparar es base de conflicto. Consideremos siempre que la realidad última se halla fuera de cualquier separación.

 


 

Nadia Kolobova - Magadán / Rusia

 

En su opinión, ¿cuál es el mayor de todos los pecados?

 

La noción de pecado es inherente a lo que consideramos el mal. Toda respuesta a tal pregunta sólo nos puede desvelar una opinión personal. En cuanto a mi propia definición del bien y del mal, diría que el bien es aquello que aminora nuestros sufrimientos y el mal es aquello que los agrava. Desde un punto de vista absoluto podría afirmar que el bien es lo que permite que la realidad aparezca ante nosotros (la ilumina) y el mal es lo que la esconde (la cubre).