FEBRERO 2010

 

 

Nicole Manker – Sacramento / California


Nicole Manker, de Sacramento, redactora de los textos en inglés, quisiera saber por qué preferiría auto editar mi libro en vez de hacerlo con una editorial.


No se trata exactamente de una preferencia, sino más bien de una consecuencia debido a la magnitud de mi ambición. Evidentemente estaría muy contento de conocer algún día a un experto que desee asociarse conmigo y ofrecerme una estructura profesional durante mi trayectoria literaria. Debo destacar que desde que escribí la primera línea de mi primer manuscrito, deseaba que mis libros (y sí, ya pensaba en los futuros libros) se publicasen en el mundo entero. Un deseo que, aunque al parecer podré lograr poco a poco en Internet, en ese momento parecía para muchos algo difícil de concebir. Entonces hice mis investigaciones para integrar el concepto de traductores voluntarios con la finalidad de publicar mis escritos internacionalmente. Actualmente, junto a un equipo de amigos cercanos, queremos promoverlo a través de los medios de comunicación interesados. Ya veremos cuáles serán sus frutos, confío plenamente en ello.

 


 

Trevor Gustafson – Malmö / Suecia


Trevor Gustafson, de Malmö, acaba de terminar de leer la versión inglesa de «La Leyenda de un Nómada». Le gustaría hablar del libro con sus allegados y me pregunta cómo podría resumir el libro en pocas palabras.


«La Leyenda de un Nómada» es la historia de un viaje de iniciación a través de los cinco continentes. Es una gran historia de encuentros que muestra que la vida es más rica de lo que podemos imaginar. Quisiera agregar que este primer libro ha sido para su autor y seguramente para muchos de sus lectores, no sólo el análisis de una evolución personal sino también un excelente medio de reflexión y de diálogo.

 


 

Abeer Moneim – El Cairo / Egipto


Abeer Moneim, vive en El Cairo y me pregunta cómo llevé a cabo la creación de este género literario que he indicado con el nombre de filoficción.


Me es más cómodo comunicarme por medio del diálogo tanto en la vida real como en la literatura. He ahí mi preferencia por los diálogos. La ficción me ofrece la oportunidad de compartir con mis lectores un cuento o una fábula y por tanto una historia ficticia, pero el objetivo esperado es el de transmitir mensajes de corte filosófico o espiritual completamente reales. Este género literario me da una gran libertad y me permite lograr que los lectores emprendan un viaje hacia nuevas dimensiones. En cuanto a su simple forma, me agrada usar el lenguaje de la simplicidad, un lenguaje poderoso cuando se trata de abordar las preguntas existenciales y otros grandes temas de la vida.