JULIO 2011

 

 

Guilherme Batista - Sao Paulo / Brasil


¿El racismo se genera porque mucha gente conoce sólo una cultura y la considera superior a todas las demás?


El motivo antes indicado puede ser considerado ciertamente como una de las causas principales del racismo. Quien muestra un comportamiento racista generalmente es poco consciente del mundo en el que vive. Se refugia en su cultura y no se abre a otras culturas. Su conocimiento de las culturas distintas a la suya es a menudo limitado y no le permite interpretar de manera profunda todo lo que se aleje de su propia cultura. Como viajero, he tenido la oportunidad de conocer muchísimas personas de diferente procedencia étnica que mostraban un verdadero interés en mi bagaje cultural y nunca he notado en ellos una actitud racista. Explorar una cultura ajena representa siempre y para todo el mundo una aventura enriquecedora, principalmente, cuando logramos romper las reglas puramente racionales y protocolares y reconocer la experiencia emocional de los valores de esa cultura. Para sumergirnos de pleno en una cultura extranjera, cuanto menos ajena nos parezca tanto más comprenderemos que esa cultura ofrece a mucha gente un sentimiento de seguridad y un sentido a sus vidas. Además, nos permitirá ser más conscientes de que nuestra riqueza intelectual depende del hecho de que somos capaces de abordar con respeto y dignidad las demás culturas.

 


 

Natsumi Mizumoto - Yokohama / Japón


¿Qué textos sagrados cree que poseen la verdad?


Esta pregunta nos conduce hacia otras dos interrogantes. La primera: ¿Qué se considera como sagrado? Y la segunda: ¿Qué es la verdad? En cuanto a la primera pregunta seré breve. Para mí no existe lo sagrado ni lo no sagrado. En cuanto a la segunda, defino la verdad como el reconocimiento del misterio. El misterio no se esconde en las palabras sino en la realidad. Cuanto más veracidad le otorguemos a las palabras y a los textos escritos, ya sean sagrados o no, tanto menos podremos tener una experiencia directa con el misterio. Dicho de otra manera, la carga sagrada que le imprimimos a los textos a menudo debilita e incluso diría que nos aleja de la experiencia auténtica de la verdad.  Quien crea poseer la verdad no busca el diálogo con los demás. Su único estímulo es el de confirmar o imponer su supuesta verdad.

 


 

Veerle Roche - Gante / Bélgica


¿Qué considera esencial para educar a los niños?


La educación debería estar basada lo más posible en la bondad. El hombre es una criatura sensible y emocional que posee por lo tanto una bondad innata. Dicha sensibilidad es la base de la moral, pero dado que la emotividad se degenera fácilmente en una actitud egocéntrica, ésta debe ser pulida por la educación. La bondad, que es otro nombre del amor, debería ser siempre el elemento común de toda educación. Quien desarrolle la bondad, desarrolla igualmente otras virtudes como la justicia, la lealtad, la honestidad y otras formas de relacionarse basadas en el respeto hacia los sentimientos de los demás. El resultado de una educación de este tipo no garantiza la felicidad, pero generaría más armonía y paz interior al niño y al mundo.

 


 

Antonio Borges - Caracas / Venezuela


La migración económica no puede resolverse en dejar emigrar todos los pobres hacia los países más ricos. ¿Qué soluciones aportaría ante esta situación?


La injusticia principal yace en la misma economía mundial, que no permite una existencia digna para muchas personas. El sistema económico actual permite que la riqueza de ciertos países dependa de que otros pueblos vivan en el miedo y en la miseria para poder ser explotados fácilmente. Si queremos combatir la pobreza, debemos estar dispuestos a contribuir en un nuevo concepto económico en el que la libertad y la justicia para todas las personas en el mundo sean una prioridad. En concreto, esto significa que tendremos que obligar, por medio de los poderes políticos, a las grandes multinacionales a que se comprometan en redistribuir el ingreso mundial y en repartir de manera equitativa los recursos para que las poblaciones pobres puedan beneficiarse de ellos.