JULIO 2012

 

 

Khalid Echaara – Valencia / España

 

Existen muchos conceptos diferentes sobre la libertad. Dudo que el hombre pueda conocer la libertad absoluta.

 

Nuestra visión de la libertad y el enfoque que le damos están limitados por el marco de nuestras expectativas, nuestra memoria y nuestro condicionamiento. El concepto en el que enmarcamos la libertad cambia constantemente, de allí su aspecto incierto. Para liberarnos de manera absoluta, debemos trascender la idea del concepto de libertad. No podremos alcanzar la libertad si seguimos atados a las vicisitudes de nuestro saber limitado. Independientemente de lo que hagamos, lo conocido no podrá jamás acceder a lo desconocido. La libertad absoluta sólo puede lograrse cuando se llega a superar lo conocido y entrar en la dimensión de lo desconocido.

 


 

Gregg Masters – Atlanta / Georgia-Estados Unidos

 

¿Por qué hay tanto sufrimiento en el mundo?

 

Esta pregunta nos lleva a esta otra: ¿Qué sentido se le puede dar al sufrimiento, tanto al sufrimiento propio como al sufrimiento del mundo? El sufrimiento siempre tiene una causa, pero sobre todo un sentido, un origen vinculado a ciertos actos, pensamientos y modos de vida. El sufrimiento nos incita a vencerle, a intentar librarnos de él. Se trata de reconquistarnos a nosotros mismos y es posible lograrlo a través de una construcción permanente en el ciclo de vida en el que nos encontramos. En cuanto al sufrimiento de los demás, nos permite relativizar nuestras preocupaciones personales. Cuando pasamos por momentos dolorosos, cuando estamos tristes, basta observar atentamente lo que pasa a nuestro alrededor para desdramatizar todo.

 


 

Marie-Hélène Ribes – Tolosa / Francia

 

Veo en usted el guía Zen ideal. ¿Qué opina al respecto?

 

No estoy muy familiarizado con las actividades de un guía Zen aunque tengo uno que otro conocimiento. Quienes siguen mi trabajo saben que mi intención no es la de adoctrinar en lo más mínimo. Mis escritos, tanto en mis novelas como en este blog, incitan a poner en tela de juicio ciertas ideas establecidas. En cuanto al Zen, creo que cuanto más nos identifiquemos con argumentos exteriores, tanto más nos alejamos de nuestra sabiduría innata. El camino Zen es un camino de paz interior y ello implica mucho más que divulgar métodos y teorías.

 


 

Sigmund Pastor – Viena / Austria

 

¿Qué opina sobre la oración? ¿Qué significa para usted?

 

La oración es un medio para acceder en armonía a la inteligencia suprema que yace en nosotros. Para apelar esta fuerza armoniosa es importante saber que siempre estamos unidos a lo Absoluto. Para tomar plena consciencia de ello, debemos ser capaces de crear un vacío interior, librarnos de tensiones ocasionadas por creencias tradicionales, de visiones dualistas, de ideas incoherentes y de obsesiones. Sólo en ese momento podremos invocar la esencia espiritual que hay en nosotros y despertarla para que nos aporte la luz necesaria.