La Raza Humana actual

 

 

Mientras docentes sumisos y pusilánimes "instruyen" a nuestros niños en las escuelas y universidades, nosotros nos dejamos "informar" por la gran mayoría de periodistas y analistas a sueldo que sirven a los intereses de los "dirigentes manipuladores". En consecuencia, los pueblos del mundo entero se encuentran en un estado de sumisión y de disciplina absoluta. Curiosamente, la mayoría de nosotros piensa realmente ser libre y tener el control. Cree poder elegir, poder decidir.

 

Millones de nosotros piden "formarse" o debería decir "formatearse", para obtener uno de los grados o diplomas oficiales. Muchos desean ser aceptados, certificados y elogiados por los "dirigentes opresores". Para ello, entregan su persona, con la cabeza inclinada, permitiendo un verdadero acto de lobotomía. A cambio de los preciados papeles oficiales, pierden para siempre su capacidad de pensar y de analizar de manera independiente.

 

Las grandes masas hoy en día están dispuestas a endeudarse y a endeudar a sus hijos para obtener esas cirugías de lavado de cerebro, para dejarse adoctrinar cuidadosamente. Después de varios años, cuando ya no quede casi nada de su individualidad, recibirán el tan preciado papel que sólo significa una cosa: "Aprobado, aceptado y certificado, una persona lista para servir y ser contratada, o digamos más bien utilizada, por los dirigentes opresores".

 

Quisiera destacar que la mayoría de los ciudadanos de todas las naciones no son capaces de pensar de manera independiente. Son incapaces igualmente de revolucionar su manera de pensar, como si secuestradores intelectuales hubiesen detenido y neutralizado sus cerebros. Durante este tiempo, los más valientes y con un pensamiento independiente son sistemáticamente denigrados y humillados. A estas mentes rebeldes se las señala como no contratables, a menudo incluso se les cataloga de antisociales. La cobardía, la sumisión y los actos de bajeza del ego, por lo contrario, son promovidos y comercializados por doctrinas de intoxicación, por un sistema complejo de propaganda, de publicidad y de diversión.

 

Hoy por hoy, los hombres y las mujeres se moldean con una arcilla intelectual para luego ser colocados en una de las industrias de los dirigentes opresores. Cada uno de ellos actúa y se articula según conceptos prefabricados, evitando cuidadosamente los verdaderos problemas, sin comunicar realmente nada esencial e ignorando escandalosamente los verdaderos temas que afectan a este mundo.

 

Conducen coches de último modelo, manipulan dispositivos electrónicos modernos. Intentan mostrarse confiados, sin embargo actúan constantemente de manera egoísta. Muchos de ellos no son felices, no están contentos con su empleo, son incapaces de encontrar o conservar a su pareja y son miserables con sus familias. Pero todo ello, por supuesto, ¡no se muestra! Lo más importante es mantener las apariencias.

 

Por primera vez en la historia humana, los robots están a punto de remplazar a los seres humanos. Pero no por robots fabricados con plástico y con metal, sino por humanos reacondicionados, reciclados como robots. Los dirigentes manipuladores han logrado formatear a los seres humanos y su forma de pensar.

 

¡Enhorabuena, señores dirigentes, no ha sido fácil! Han debido enfrentarse a numerosos desafíos. Para llevar a cabo este maléfico plan, han debido crear miles de falsas percepciones, de dogmas y de códigos complejos. Han logrado mantener a los humanos alejados de la realidad y del pensamiento independiente. ¡Felicidades por la construcción ingeniosa de conceptos extremadamente eficaces con la finalidad de controlar las mentes humanas! ¡Bravo a sus ideólogos y a los jefes religiosos sin olvidar a los psicólogos, a los políticos, a los periodistas, a los actores, a los cantantes y a otros cerebros altamente especializados!

 

Desde los medios sociales a las series televisivas y películas de Hollywood, de la música pop y de las cadenas televisivas, todas éstas herramientas que apuntan hacia una misma dirección: "Alejar a los humanos de los principios básicos del humanismo. Forzar a las masas a no pensar como grupo racional sino a actuar como seres sin inteligencia ni compasión".

 

Actualmente, a los ciudadanos del mundo se les impide pensar y actuar de manera natural. En consecuencia, se sienten frustrados, deprimidos y confundidos. Pero en lugar de rebelarse, se vuelven cada vez más agresivos. Mientras hay víctimas, por todo el mundo, que se dejan asesinar, explotar y humillar, los pueblos observan, desinteresados o completamente desorientados por las propagandas adaptadas a cada región en particular. La propaganda de los medios de comunicación es la herramienta principal de los dirigentes manipuladores.

 

De hecho, hoy en día, los ciudadanos del mundo se refugian en su trabajo, al servicio de los dirigentes que los oprimen. Se encuentran en una suerte de escapatoria a sus propias pequeñas realidades, gracias a dispositivos electrónicos ofrecidos por sus mismo dirigentes. Rebajan su consciencia lo máximo posible, viendo películas y jugando a vídeo juegos, escuchando música pop con palabras repetitivas que matan al cerebro. Mensajes difundidos por medios de comunicación de masas que a su vez están controlados principalmente por los dirigentes opresores.

 

Este mundo es extremadamente racista y brutal pero la mayoría de los ciudadanos sigue creyendo vivir en el sistema más "tolerante" y "progresista" de la Tierra. La pregunta que se plantea actualmente es la siguiente: ¿Tenemos la esperanza de que la humanidad sobreviva a esta esclavitud intelectual de masa?

 

Recordemos la siguiente cita: "Mientras el pensamiento independiente siga vivo, no todo está perdido". Lo cual significa que la humanidad seguirá existiendo mientras algunos de nosotros persistamos en intentar escapar del adoctrinamiento impuesto por los dirigentes opresores. En otras palabras, ¡mientras siga habiendo rebeldes!

 

La rebelión es entonces la única salvación, ya sea a nivel local o mundial.

 

El campo de batalla está además muy definido, principalmente centrado en la información. Los actos cometidos por los dirigentes pueden ser viles, incluso aterradores y son también muy transparentes para quienes quieren ver. Miles de personas aceptan y toleran actualmente sus técnicas de intoxicación debido a la repetición constante de mentiras inculcadas en los cerebros a través de "la educación general" y de "los medios tradicionales".

 

Sepan que se ha emprendido una guerra a favor de la supervivencia de la humanidad. No se trata de conquistar territorio alguno sino de conquistar el cerebro y el corazón de los humanos. A esta guerra le podemos llamar también "guerra de la información" o "guerra de desintoxicación intelectual". Se trata claramente de una guerra para escapar del servilismo con miras a tomar un nuevo camino para lograr un mundo mejor, un camino que preferiría la sabiduría antes que los diplomas, en el que la bondad y el calor humano se antepondrían a la violencia y a la agresión y en donde los seres humanos serían más importantes que el interés y el dinero.

 

Sólo podremos obtener la victoria si elegimos a la sabiduría junto con el pensamiento independiente, siguiendo las leyes de un humanismo racional, de compasión, de solidaridad y de calor humano.