MARZO 2012

 

 

Andrew Baptiste - Filadelfia / Pensilvania

 

¿Cree usted que el mundo realmente evolucione?

 

El mundo está constantemente en plena evolución y lo mismo ocurre con el ser humano. Tales cambios no necesariamente representan una mejora, puesto que cada cambio implica la desaparición de otra cosa. El progreso en un determinado campo genera un deterioro en otro. La única evolución real sólo se origina en nuestra consciencia. El ser humano vuelve a su verdadero origen cuando entra en un estado de consciencia superior.

 


 

Thierry Guenon - Toulouse / Francia

 

¿Nacemos con una sabiduría innata o se aprende?

 

La sabiduría no se encuentra fuera de nosotros, sino en nuestro interior, simplemente debemos prestarle atención y conferirle forma; para lograrlo debemos recurrir a nuestros valores más profundos. La sabiduría sabe de cosas que nuestro espíritu desconoce o no puede saber. También es una fuente de valor y de inspiración, que nos hace sentir entusiastas y que hace que tengamos sentimientos profundos que nos encaminan para poder realizar acciones justas.

 


 

Lara Augustin - Wellington / Nueva Zelanda

 

¿Cree que inconscientemente elegimos nuestras desgracias y adversidades?

 

Todos pasamos por momentos difíciles. Algunos viven en ese momento grandes dificultades. Es importante recordar que la manera en la que actuamos ante tales obstáculos influye notablemente en nuestro futuro. Durante tales momentos difíciles, nuestras acciones y reacciones forman nuestro carácter. La manera en la que resolvemos nuestros problemas determina en gran medida las personas que conocemos y las situaciones en las que nos encontramos.

 


 

Fabian Alcántara - Córdoba / Argentina

 

¿La esencia de las cosas se encuentra de forma predeterminada o no?

 

Existe una esencia última, una naturaleza intrínseca que es el origen de toda existencia.  Esto se aplica a todo lo existente. Nuestra percepción del mundo es relativa, lo que percibimos está fundado en criterios externos y en formas limitadas. La esencia representa la unidad invariable en la que se basan todas las formas y todos los fenómenos temporales.