NOVIEMBRE 2010

 

 

Coskun Nilufer – Besiktas / Turquía

 

Me impresionaron enormemente las experiencias místicas descritas en su libro. ¿Cómo interpreta el sentido de la mística? Y ¿cree usted que cada uno de nosotros puede vivir tales experiencias?

 

El mundo místico está enmarcado por caminos que nos ayudan a encontrar nuestra esencia. Una experiencia mística nos lleva a descubrir nuestra sensibilidad única. Nos conecta con el universo y define nuestro papel en el mundo. En este sentido, se trata de una etapa que nos permite reconocer nuestra misión, ese profundo deseo interior que nos empuja a convertirnos en lo que somos en realidad. Para responder a su segunda pregunta, no son las circunstancias externas las que determinan cómo vivir nuestras experiencias, sino nuestro nivel de consciencia. Personas diferentes pueden vivir de manera muy distinta circunstancias idénticas en función de su capacidad para tomar consciencia del significado profundo de lo que sucede en sus vidas.

 


 

Christina McDonald – Montreal / Canadá

 

¿Cree que es posible alcanzar la perfección?

 

Cuando observamos el mundo, ¿qué vemos? Que el mundo es tal cual lo que es, natural. Por lo tanto, si la perfección existe, se trata de la perfección de lo que es y no de lo que creemos que deba ser. Si desarrollamos esta actitud de atención hacia nuestra naturaleza perfecta, nos daremos cuenta de que aproximarse a la perfección no es más que un movimiento de liberación de lo que nos está socialmente y culturalmente impuesto.

 


 

Barbara Sajovitz – Villach / Austria

 

Parece ser que los seres humanos desean cada vez más controlar su entorno. ¿Qué piensa de esta evolución?


El deseo de control se graba en nosotros desde temprana edad y lo cultivamos con nuestro proceso de socialización. Nos han inculcado que el control de nuestro entorno es la clave del éxito en la sociedad de competencia en la que vivimos. Aunque si bien es evidente que debemos mantener un cierto control en los aspectos elementales de nuestra vida, muchos de nosotros creemos que el control es la herramienta última para tener éxito en cualquier actividad. Sin embargo está claro que el control no puede ser una finalidad satisfactoria puesto que nos vemos involucrados constantemente en una lucha con un adversario que posee el mismo objetivo. Es por ello que el deseo de controlar nos conduce a una competencia sin fin y nos mantiene la ilusión de que existen obligatoriamente ganadores y perdedores. Esta ilusión es el origen de nuestros prejuicios que crean pensamientos y actos competitivos. Si tomamos consciencia de este proceso, nos liberaremos de nuestro deseo de controlar y redescubriremos la claridad mental.



 

Ayhan Yabatu – Sanliurfa / Turquía

 

Usted escribe que la música es espiritual. ¿Podría explicar en qué manera?


La música es un sonido coherente. El músico trata de unir el ritmo, la melodía, el tiempo, la armonía y la narración con la finalidad de crear esta coherencia. Gracias a esta búsqueda de coherencia, una experiencia musical es un acto de investigación de un orden superior. Cuando se alcanza esta coherencia, la experiencia musical nos llega a lo más profundo de nuestro ser y nos conduce hacia una transformación de energía emocional, una experiencia parecida a la de un proceso espiritual.



 

Cary Neeper – Santa Fe (N.M) / Estados Unidos

 

¿Cada uno de nosotros puede escribir de manera intuitiva? Y ¿qué significa para usted?

 

Escribir de manera intuitiva es esencialmente escribir algo espontáneo y no forzado. Pero para escribir de manera intuitiva, hay que primero aprender a combinar la disciplina y la receptividad. La disciplina para permanecer concentrado y motivado. La receptividad para reconocer la inspiración del momento. Cuando somos capaces de combinar estas dos técnicas, nuestra atención apunta hacia una consciencia creadora que nos revela lo que debe ser divulgado por escrito. Con el tiempo aprendemos a dominar esta técnica sin esfuerzos y desarrollamos nuestro propio estilo literario. Para mí, escribir de manera intuitiva es un proceso perpetuo de contemplación, de evaluación y de búsqueda. Un proceso en el que la motivación encuentra su cauce en un profundo anhelo de verdad y de unión con lo más elevado.

 


 

Bogoz Gevork – Ereván / Armenia

 

¿Cómo describiría una obra espiritual?

 

La espiritualidad de una obra viene dada por esa parte de verdad que trata de esclarecer mientras nos invita a descubrir y encontrar la realidad espiritual que se halla en nosotros. El escritor de una obra espiritual busca, por medio de su trabajo, liberarse de la falsedad y de la injusticia.