NOVIEMBRE 2012

 

 

Lara Michael - Tucson / Arizona

 

Quisiera conocer su punto de vista sobre la manera en la que el miedo y la ansiedad pueden refrenar nuestra consciencia espiritual.

 

Un crecimiento espiritual impone el encuentro del lado oscuro de nuestra naturaleza. Tal encuentro puede considerarse como una lucha con las fuerzas que no nos permiten unirnos a la gran Fuerza Creadora del universo. Pero estas fuerzas a veces destructivas ocupan todas un lugar mayor en el orden universal. Cuando podemos controlar tales fuerzas somos más conscientes de nuestros dones y talentos específicos. Lo que puede verse como una fuerza destructiva es de hecho una forma de energía y, como todas las energías, es neutra. Cualquier energía puede utilizarse de manera constructiva o de manera destructiva. Cuando nos dejamos inspirar por intenciones puras, tales fuerzas sólo favorecen nuestra consciencia espiritual.

 


 

Ion Bucur - Baia Mare / Rumanía

 

A menudo habla de la evolución de la humanidad, pero siento que vivimos en una época de regresión, un período en el que vivimos sobre todo una gran pérdida de valores.

 

Lo que se pierde a nivel de la forma se recupera a nivel de la esencia. Lo esencial jamás desaparece. Lo que posee un valor real siempre subsiste. Cada experiencia directa con la naturaleza transitoria de las formas nos ofrece una nueva oportunidad para apreciar aquello que posee un valor real. Nos ayuda a discernir lo esencial de lo que no lo es y apreciar lo atemporal.

 


 

Pascale Le Verger - Bilic / Francia

 

¿Cómo nos implantan nuestro condicionamiento?¿Es posible liberarnos?

 

A donde quiera que vamos arrastramos una imagen de nosotros mismos. Creamos y recreamos nuestra imagen a través de cada uno de nuestros pensamientos, cada una de nuestras expresiones y acciones. Paulatinamente esta imagen se instala en nuestras mentes por medio de nuestra cultura, educación, tradiciones, nacionalidad y de todas las cosas con las que nos identificamos. Al cabo del tiempo hemos desarrollado ciertos hábitos, ciertas estructuras de pensamiento que originan comportamientos difíciles de quebrantar. Nuestro margen de elección se ha restringido considerablemente y nuestros hábitos se han convertido en las fronteras de nuestro mundo. Sólo podremos liberarnos de este condicionamiento si tomamos consciencia de la estructura de nuestros pensamientos y en particular de los pensamientos negativos que persisten en el tiempo y con los que no cesamos de identificarnos.

 


 

Antonio Angiolieri - Florencia / Italia

 

¿Qué opina del psicoanálisis?

 

Querer saber más sobre nuestra persona y sobre las situaciones que se han producido en el pasado que nos hacen lo que somos hoy, no se trata en sí de una curiosidad malsana. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las informaciones que obtenemos nos permiten saber más de nuestra persona, es decir, sobre el contenido que le damos a nuestro ego. No es más que una primera etapa. Si queremos saber lo que somos realmente, debemos pasar una segunda etapa, la que consiste en dejar atrás tal contenido una vez reconocido.